Conall

^

Conseguir objetivos

Conseguir objetivos

Charles Péguy, pensador francés, decía:

“Todo está decidido antes de cumplir los 12 años”.

Pero no está demostrado del todo.

Querer es tener el deseo, tener la voluntad o la intención de hacer algo, dice el diccionario. Nos deslizamos en el abecedario y llegamos a la letra “s” y buscamos el significado de “saber”: tener conocimiento, capacidad, información para hace algo.

Llegados a este punto, les pregunto: ¿De qué depende conseguir los objetivos marcados? Desde mi punto de vista, conseguirlo depende más del saber que del querer. El saber nos facilita poder entender cómo rueda el mundo. Saber nos permite clasificar nuestras propias reacciones, conocernos a nosotros mismos. Si no se dispone de ese saber, el hueco se llena de creencias, que las damos por verdaderas sin llegar siquiera a comprobarlas. ¿Nos las queremos creer? ¿O como no las sabemos, las consideramos subjetivamente verdaderas?

Creencias que limitan

Todas estas creencias tienen un papel determinante, sobretodo porque nos limitan. Hemos crecido con ellas y nos hemos creído que son ciertas, bien por los medios de comunicación, bien por nuestro propio entorno cultural.

Una cosa es creer en Europa como creemos en el queso y en la novela, inseparables del ser europeo, pero ¿queremos conservar creencias sin contestar, creencias que a menudo aparecen entre interrogantes? ¿O desearíamos saber qué alternativas tenemos y poder elegir?

Elegir, otra bonita palabra, con “e” de esperanza. “E” de elección, también. Acción de elegir. Deberíamos poder elegir siempre y conocer, saber, todas las alternativas a nuestro alcance.

En el fondo de la cuestión, todo se puede mover a través de una gran pasión, de un gran amor y de una entrega total.

WRITTEN BY:
})(jQuery)